Prueba de PSA
(antígeno prostático específico)

FUENTE: www.cancer.org

La prueba de PSA (Antígeno Prostático Específico) mide el nivel de esta proteína en la sangre, y forma parte de los controles de salud en hombres mayores de 50 años.

La próstata es una glándula que sólo existe en el varón y que abraza a la uretra por debajo de la vejiga. Se encarga de producir diversas sustancias, muchas de ellas necesarias para la producción del semen. Entre esas sustancias se encuentra el PSA, que es una molécula que se puede medir en la sangre determinando así su concentración.

El llamado es siempre a la prevención, ya que a partir de los 50 años la incidencia de cantidad de nuevos casos de cáncer de próstata aumenta.

El chequeo debe ser anual y consiste en un análisis de sangre para detectar valores del antígeno prostático específico, y la revisación médica mediante el tacto rectal, un examen sencillo, que no es doloroso y permite detectar los tumores de forma precoz.

Un alto nivel de PSA puede ser un signo de cáncer de próstata. Pero estos niveles también puede indicar problemas de la próstata no cancerosos, como infección o hiperplasia prostática benigna, un agrandamiento benigno de la próstata.

El análisis mide la concentración del PSA en la sangre de un hombre. La concentración del PSA en la sangre es frecuentemente elevada en hombres con cáncer de próstata. Además del cáncer de próstata, algunos estados benignos (no cancerosos) pueden causar que aumente la concentración del PSA en el hombre. Las afecciones benignas más comunes de próstata que causan que se eleve la concentración del PSA son la prostatitis (inflamación de la próstata) y la hiperplasia benigna de la próstata (BPH) o agrandamiento de la próstata.

¿Cuándo se necesita una prueba de PSA?

La prueba de PSA debe realizarse si se tiene ciertos factores de riesgo de cáncer de próstata, por ejemplo:
• Un padre o hermano con cáncer de próstata.
• Es un hombre negro o afroamericano. El cáncer de próstata es más común en los hombres afroamericanos. La razón de esto se desconoce.
• Su edad. El cáncer de próstata es más común en hombres mayores de 50 años de edad.
• También se puede hacer una prueba de PSA si:
• Tiene síntomas como el dolor al orinar o tener que orinar con frecuencia, y dolor pélvico o de espalda.
• Ya le han diagnosticado cáncer de próstata. La prueba de PSA puede ayudar a vigilar los efectos del tratamiento.

¿Qué sucede si un análisis de detección muestra una concentración elevada del PSA?

Si un hombre que no presenta síntomas prostáticos tiene una concentración elevada del PSA, el médico quizás recomiende otro análisis del PSA para confirmar el valor original. Si la concentración del PSA es alta aún, el médico recomendará estudios complementarios y exámenes médicos periódicos que evalúan el tamaño de la próstata (tacto rectal) para observar cualquier cambio que se presente con el tiempo y estimar una conducta terapéutica.

¿Cuál es el valor normal del PSA?

El PSA se debe interpretar siguiendo estas consideraciones:
• La regla general es considerar un PSA total normal si es < de 4 ng/ml.
• Cuando el PSA está entre 4 y 10 ng/ml, es importante calcular el porcentaje de PSA libre/total. Se considera normal si estando el PSA total entre 4 y 10 ng/ml el PSA libre/total es >20% (0,2), y anormal cuando el PSA libre/total es <20% (0,2).
• El PSA total siempre es anormal por encima de 10 ng/ml, con independencia del valor del PSA libre/total.

Aunque ya he dicho que en general se considera normal un PSA <4 ng/ml, en varones más jóvenes la cifra de corte es más baja:
• 40-49 años: PSA normal < 2,5 ng/ml.
• 50-59 años: PSA normal < 3,5 ng/ml.
• 60-69 años: PSA normal < 4,5 ng/ml.
• 70-79 años: PSA normal < 6,5 ng/ml.

¿Cómo prepararme para la prueba?

No se debe mantener relaciones sexuales por lo menos 48 horas antes de la extracción de sangre. Ni realizar esfuerzos físicos, andar en bicicleta, ni gimnasia las 24 horas previas a la extracción.

Fuente: www.cancer.org