Análisis parasitológico de materia fecal o coproparasitológico.

FUENTE: Comité Científico Centro de Bioquímicos IX Distrito ©2016

Indicaciones para la recolección de la muestra

Las parasitosis intestinales se encuentran ampliamente distribuidas en el mundo, con mayor prevalencia en los países en desarrollo. Principalmente afectan a los niños, en los que provocan disminución del desarrollo físico y mental, situación que puede agravarse cuando se suma a un estado nutricional deficiente.

La Organización Mundial de la Salud las considera una de las principales causas de morbilidad, estrechamente ligada a la pobreza y relacionada con inadecuada higiene personal, incorrecta manipulación de los alimentos crudos, falta de servicios sanitarios, falta de provisión de agua potable y contaminación fecal del ambiente. Algunas enfermedades parasitarias se vinculan con condiciones de transmisión que existen universalmente, por lo que son cosmopolitas, mientras que otras tienen distribución geográfica variable.

En los últimos años, debido a la globalización, el movimiento de personas de zonas endémicas a regiones no endémicas ha permitido la diseminación de ciertas parasitosis. Y aunque también influyen en la frecuencia de algunas de estas enfermedades las costumbres de los pueblos, las condiciones ambientales son un factor determinante para la supervivencia de los parásitos.

En nuestro país, debido a la diversidad de suelos y condiciones climáticas, es posible hallar variedad de agentes causales de estas parasitosis.

Diagnóstico de laboratorio

Los exámenes parasitológicos se pueden realizar en diferentes tipos de muestras como por ejemplo: materia fecal o heces, orina, sangre, tejidos y otros fluídos. Para realizar la recolección del material se deben tener en cuenta los distintos tipos de exámenes:


● Muestra de heces frescas

Se debe recoger una porción abundante de materia fecal de una sola deposición recién emitida en un recipiente limpio, de boca ancha y sin orina. Se debe entregar lo antes posible al Laboratorio ya que en esa muestra el bioquímico buscará los trofozoitos de los parásitos.


● Heces conservadas o fijadas.

Previo a la toma de muestra se indica al paciente una dieta basada en carne magra asada, pastas y dulces durante 3 días y que se continuará durante la recolección.

Evitar consumir grasas, verduras de hoja, legumbres y frutas.

Suspender todo medicamento (antiparasitario, antibiótico, pastillas de carbón, laxantes o purgantes compuestos como Bismuto, Bario o Carbón) 72hs. antes de comenzar la recolección y hasta terminar la misma, así como sustancias opacas de uso radiológico.

Recolectar durante 5 -7 días consecutivos (examen seriado) una pequeña porción de materia fecal en el frasco con solución formolada provisto por el Laboratorio. Para niños con pañales, puede recolectarse materia fecal del pañal, evitando contaminar la muestra con cremas y/o talco.

Conservar la muestra a temperatura ambiente en un lugar fresco.


● Mucus anal: Método de Graham o Técnica del Escobillado Anal.

Las hembras de Enterobius vermicularis (oxiuros) ponen sus huevos en la región perianal durante la noche. Estos huevos son muy infectantes, quedando adheridos a la piel y la ropa. Con el rascado de la zona, se establecen bajo las uñas y se perpetúa la infección por vía “ano-mano-boca”. La toma de mucus anal se realiza durante la mañana en la cama antes de levantarse y sin higiene previa para poder encontrar los huevos del parásito.

Se deben obtener de 5 a 7 muestras de días consecutivos.

● Técnica de Graham:

Desprenda del vidrio portaobjetos provisto por el Laboratorio la tira de cinta adhesiva transparente (cinta Scotch). Aplique varias veces la cinta por el lado engomado sobre el ano y sus alrededores y entre las nalgas.

Pegue la cinta adhesiva bien estirada sobre la placa de vidrio portaobjetos.

Si a simple vista detectara gusanos adultos péguelos con la cinta y colóquelos sobre el vidrio. Este procedimiento debe repetirse durante los días que dure la recolección.

● Escobillado Anal:

Use las gasas provistas por el Laboratorio humedecidas con agua. Coloque al paciente acostado boca abajo y separándole las nalgas, frote suavemente con la gasa la región anal y perianal. Coloque la gasa en un recipiente estéril de boca ancha. Repita el procedimiento durante los días que dure la recolección, guardando todas las gasas en el mismo recipiente.

La muestra siempre debe ir acompañada de los datos personales del paciente (nombre, edad, domicilio, teléfono de contacto,etc.) y se debe conservar a temperatura ambiente en un lugar fresco.

En caso de observar a simple vista porciones mucosas, purulentas o sanguinolentas se le recomienda al paciente recolectar esas porciones de materia fecal. Si se visualiza algún elemento parecido a un parásito adulto (por ejemplo Áscaris lumbricoides, o proglótides de Taenia sp.) se le sugiere al paciente que lo coloque en un frasco con agua solamente (No colocar en alcohol)y remitirlo al laboratorio.

Fuente: Comité Científico Centro de Bioquímicos IX Distrito ©2016