Día Mundial de la Hepatitis 2018

FUENTE: FABA

El Día Mundial de la Hepatitis es una de las jornadas mundiales de concientización sobre enfermedades específicas respaldadas oficialmente por la Organización Mundial de la Salud.

De los 325 millones de personas que viven con hepatitis viral en todo el mundo, más de 290 millones (9 de cada 10 personas), se encuentran con hepatitis B o hepatitis C sin saberlo.

Por ello, el lema de éste año de la Organización Mundial de la Salud, es: Hacerse pruebas. Tratarse. Curarse

Las hepatitis B y C constituyen un serio problema de salud; son causa de cáncer hepático y producen 1,34 millones de muertes al año. Una de las dificultades que presentan las hepatitis virales B y C para su control mundial, es que son enfermedades que no presentan síntomas y su detección es casual. Por lo tanto se debe trabajar estratégicamente con planes precisos para diagnosticarlas. Actualmente la mayoría de las personas que conviven con alguna de las dos hepatitis crónicas B o C, no lo saben y la enfermedad continúa su evolución pudiendo producir cirrosis o cáncer de hígado.

Ambas son infecciones crónicas que pueden mantenerse asintomáticas durante años o decenios. Al menos un 60% de los casos de cáncer hepático se deben a un diagnóstico y tratamiento tardíos de las hepatitis B y C. La baja cobertura de las pruebas diagnósticas y del tratamiento es el problema más importante que hay que resolver para lograr los objetivos de eliminación mundial para 2030.

En Argentina, desde la Fundación HCV sin Fronteras (http://www.hcvsinfronteras.org.ar/) se unen a la campaña a nivel mundial lanzada por la OMS y en consonancia con el lema, la acción se centra en encontrar a las personas que aún no saben que tiene la enfermedad con el fin de terminar con la hepatitis para el año 2030.

Nadie debería tener que vivir con hepatitis viral sin saberlo. “Encontremos a los millones que aún no lo saben “ es la campaña global de concientización y sensibilización de tres años destinada a abordar las principales barreras de diagnóstico, al colocar a las organizaciones de la sociedad civil y la comunidad afectada en el centro de la solución.

En la actualidad existen vacunas para hepatitis A y B que evitan contraer estas enfermedades y tratamientos que curan la hepatitis C. Por lo que en esta fecha se insta a promover acciones para la detección temprana de las hepatitis virales.

Fuente: FABA