Enfermedad renal: diagnóstico temprano y hábitos saludables

FUENTE: FABA

Las autoridades sanitarias destacan que la prevención y los hábitos saludables cumplen un papel esencial para evitar o retrasar la aparición de enfermedades renales. FABA participa junto a IOMA en la prevención de la enfermedad renal a través de un programa de salud renal destinado a los beneficiarios de la obra social provincial que padezcan diabetes, hipertensión arterial, o tengan antecedentes familiares con patología renal.

Los riñones cumplen funciones elementales para el organismo. Como los diagnósticos se producen a menudo en fase tardía, la prevención y hábitos saludables cumplen un papel esencial para evitar o retrasar la aparición de enfermedades renales.

La Federación Bioquímica de la provincia de Buenos Aires se ha hecho eco de una iniciativa de la obra social provincial – IOMA– para la prevención del daño renal y ha ideado un sistema de carga del resultado de la creatinina plasmática, cuando éste supere el corte establecido de1 40 mg/dl, en la misma página dónde se genera la autorización on-line de la orden, para que los profesionales bioquímicos federados puedan informar el valor, sin grandes esfuerzos. Luego desde FABA, con la base de datos disponible de los pacientes, se calculará el MDRD (fórmula que estima la filtración glomerular) y se enviará al Instituto por vía electrónica con el propósito de detectar, a través de este dato de laboratorio precozmente, y así prevenir, las enfermedades renales.

A través de la ecuación MDRD se calcula el Índice de filtración glomerular estimado (IFG e) que aporta un dato crucial para la evaluación de la función renal, en este caso de los pacientes del IOMA.

Esta es una forma de contribuir, como profesionales del equipo de salud, al diagnóstico temprano de la patología renal y evitar así posibles complicaciones para los pacientes.

Las ocho reglas de oro de la prevención

● Hacer ejercicio de forma habitual permite reducir la presión arterial y por lo tanto disminuye el riesgo de insuficiencia renal crónica.
● Controlar de forma regular el nivel de azúcar en sangre (control de glucemia).
● Controlar la presión arterial (el nivel normal es 120/80).
● Comer sano y controlar el peso.
● Mantenerse hidratado bebiendo básicamente agua.
● No fumar.
● No tomar medicamentos (en especial antiinflamatorios no esteroideos) que puedan dañar los riñones.
● Hacerse exámenes periódicos si forma parte de un grupo de riesgo.

Diagnóstico temprano

Dado que los diagnósticos de enfermedades renales suelen establecerse en una fase tardía porque el deterioro de la función renal es paulatino y silencioso, la prevención es fundamental: adoptar un estilo de vida sano teniendo en cuenta las "ocho reglas de oro", sigue siendo la forma más eficaz para evitar que se produzca una enfermedad renal a largo plazo.

Para aquellas personas que presentan factores de riesgo para tener enfermedad renal, como quienes sufren de diabetes o hipertensión, quienes tienen infecciones urinarias a repetición, cálculos reiterados, antecedentes familiares de enfermedad renal o alguna enfermedad metabólica crónica, el diagnóstico temprano es fundamental.

Los riñones cumplen funciones elementales para el organismo pues permiten eliminar los desechos, regular la presión arterial, eliminar el exceso de líquido, regular la formación de glóbulos rojos, metabolizar los medicamentos y regular el metabolismo de los huesos.

En estadios tempranos la ERC (Enfermedad Renal Crónica) no presenta síntomas y puede tratarse, pero en etapas avanzadas puede requerir de tratamientos sustitutivos como trasplante renal o diálisis.

Para promover la salud renal; prevenir la ERC; favorecer su registro, detección temprana, seguimiento y acompañamiento y mejorar el acceso a la lista de espera del trasplante renal, el INCUCAI creó en 2012 el Programa de Abordaje Integral de la Enfermedad Renal Crónica (PAIERC). En la actualidad, el 82% de las personas en lista de espera corresponde a trasplantes de riñón.

Fuente: FABA