Chau Polio
Gracias Sabin!

FUENTE: Ministerio de Salud de la Nación

Argentina modifica su esquema de vacunación contra la poliomielitis

Desde el 1 de Junio se reemplazará la vacuna anti poliomielítica oral bivalente (bOPV), más conocida como Sabin, por la Salk que es la vacuna inactivada (IPV).

Las autoridades del Ministerio de Salud de la Nación, en el marco del compromiso mundial ratificado en la Asamblea Mundial de la Salud el 26 de mayo de 2012, en la cual se declaró que la erradicación de la poliomielitis representa una emergencia de Salud Pública, definieron que a partir de Junio de 2020 se modifica el esquema de vacunación contra esta enfermedad para todos los niños del país. A partir de esa fecha, se pasará de un esquema combinado de vacuna Sabin y Salk, a un esquema completo de Salk.

Cabe destacar que este cambio de estrategia es un gran paso en las políticas sanitarias del Estado Nacional en consenso con las 24 jurisdicciones y los expertos, para alcanzar mejores estándares de equidad en el acceso a la calidad de la vacunación de la población.
La vacuna bOPV -Sabin oral- fue esencial en la lucha contra esta enfermedad y permitió que en nuestro país no se registren casos de polio virus salvaje desde 1984 y hasta el momento, en el mundo, 3 países se consideran endémicos y sólo 2 (Afganistán y Pakistán) presentan casos de poliomielitis por poliovirus salvajes.


¿Por qué el cambio?

La vacuna Sabin oral contiene el virus de la polio atenuada y en zonas donde la cobertura de vacunación es baja, podría producir focos de contagio. En cambio, la IPV está elaborada con virus inactivados y no hay riesgo de casos de polio relacionados con esta vacuna. El año pasado, según datos de la OMS, en todo el mundo se notificaron 156 casos de polio y en sólo dos países, Afganistán y Pakistán, la enfermedad sigue siendo endémica.

En la fase final para la erradicación de esta enfermedad, es necesario que los países reemplacen progresivamente la bOPV por IPV en los esquemas de vacunación para reducir los riesgos asociados al uso de la vacuna atenuada permitiendo mantener la inmunidad contra los 3 tipos de poliovirus (1, 2 y 3), mientras sea necesario continuar vacunando a la población en todo el mundo.

Se espera, en el futuro cercano, que la poliomielitis haya sido la segunda enfermedad en ser erradicada del mundo (después de la viruela) y luego de un tiempo prudencial (aún no definido), la vacunación antipoliomielítica pueda suspenderse.

Nuevo esquema de vacunación

En Argentina, este cambio de esquema de la vacunación contra la poliomielitis tiene su inicio a partir del mes de junio de este año. Desde ese entonces, la vacuna bOPV no volverá a utilizarse en los esquemas regulares de vacunación.

1era dosis: 2 meses de vida con IPV o Salk
2da dosis: 4 meses de vida con IPV o Salk
3era dosis: 6 meses de vida con IPV o Salk
Refuerzo: a los 5-6 años (edad de ingreso a la escuela primaria) con IPV o Salk

La poliomielitis es una enfermedad muy transmisible, que puede ser grave y afecta principalmente a menores de 5 años. Puede producir afectación del sistema nervioso, causar parálisis y hasta ocasionar la muerte. No tiene tratamiento y puede prevenirse a través de la vacunación.

Historia de la poliomielitis

Al inicio del siglo XX, pocas enfermedades daban más miedo a los padres de familia que la poliomielitis. La polio atacaba en los meses cálidos de verano, y cada cierto tiempo, las epidemias arrasaban las ciudades. Aunque la mayoría de las personas se recuperaba rápidamente de la polio, algunas sufrían parálisis temporal o permanente, e incluso morían. Muchos sobrevivientes de la polio quedaban discapacitados de por vida, y eran un recordatorio, visible y doloroso para la sociedad, de las grandes cantidades de vidas jóvenes que cobraba la enfermedad.

Fue llamada la “debilidad de las extremidades inferiores”. En 1840 había sido descrita en Alemania por Heiden y cincuenta años después por Medin, en Suecia. Luego de varias epidemias en distintos puntos del globo, había empezado a propagarse, en forma preocupante, a principios del 1900.

La polio es el nombre común de la poliomielitis, palabra proveniente de los vocablos griegos que significan gris y médula, lo cual hace referencia hacia la columna vertebral, y el sufijo itis, que significa inflamación;poliomielitis, al abreviarse, se convirtió en polio. Por un tiempo, a la polio se le llamo parálisis infantil, aunque su efecto no era exclusivo para los más jóvenes.

Transmisión

La poliomielitis es una enfermedad viral, que afecta sobre todo a los menores de 5 años y se contagia a través de las manos sucias o el agua y los alimentos contaminados con materia fecal de personas infectadas. Puede afectar el sistema nervioso, causar parálisis y hasta ocasionar la muerte. No tiene tratamiento y solo puede prevenirse a través de la vacunación.

Fuente: Ministerio de Salud de la Nación