El Ministerio de Salud de Argentina informó el domingo 22 de mayo del primer caso sospechoso de viruela del mono, en un hombre que reside en la provincia de Buenos Aires, que estuvo recientemente en España y que presenta síntomas compatibles con la enfermedad.

El caso se encuentra bajo investigación. El paciente, que estuvo en España del 28 abril al 16 de mayo pasados, presenta pústulas en distintas partes del cuerpo y fiebre, pero "se encuentra en buen estado general" y recibiendo tratamiento sintomático.

La cartera divulgó además una serie de recomendaciones para la población, entre ellas que quien presente síntomas compatibles con la viruela del mono (en especial erupciones) y antecedentes de viaje a zonas donde haya casos "y/o supone alguna exposición de riesgo con casos sospechosos, probables o confirmados", deberá tomar medidas de aislamiento social, implementar medidas de protección respiratoria y consultar con el sistema de salud.

Los síntomas de la viruela del mono son similares a la de la erradicada viruela, pero algo más leves, como fiebre, dolor de cabeza, muscular y de espalda, escalofríos y agotamiento, y con frecuencia hay inflamación de los ganglios y una erupción cutánea. En las últimas semanas, se han descubierto casos en varios países donde antes no se había detectado este virus.

QUÉ ES LA VIRUELA DEL MONO

La viruela de los monos es una infección zoonótica rara emergente. Es una enfermedad causada por un virus endémico de zonas selváticas del continente africano, especialmente África Occidental y África Central.

Aislado por primera vez en 1932, el virus es un alfaherpesvirus enzoótico en los macacos del género Macaca. Son varios mamíferos (como simios y roedores) los que pueden transmitirla al ser humano.

La enfermedad se contagia por contacto con una persona infectada o con sus fluidos corporales, incluida la saliva. Sin embargo, especialistas advierten que el virus no se contagia tan "fácilmente" entre personas, por lo que el riesgo para la población es "bajo".

CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE LA VIRUELA DEL MONO

La viruela del mono causa síntomas similares a los de la viruela y agrega una llamativa erupción en la piel. Entre los principales síntomas se encuentran:
fiebre
escalofríos
dolor de cabeza
dolores musculares
dolor de espalda
fatiga extrema
ganglios linfáticos inflamados y prominentes
erupción en la piel, que suele comenzar en la cara y después se extiende a otras partes del cuerpo, incluyendo las palmas de las manos y las plantas de los pies.

Recomendaciones para la población

Toda persona que presente síntomas compatibles (en especial erupciones) y antecedentes de viaje a zonas donde está habiendo casos y/o supone alguna exposición de riesgo con casos sospechosos, probables o confirmados, deberá tomar medidas de aislamiento social (no concurrir a escuela, trabajo, eventos sociales, etc), implementar medidas de protección respiratoria (uso adecuado de barbijo, ambientes ventilados y distancia de las otras personas) y realizar la consulta con el sistema de salud de forma inmediata.

El contacto cercano con personas infectadas es el factor de riesgo más importante para la infección por el virus.

Se considera exposición a un caso si:
Ha presentado exposición sin protección respiratoria (particularmente relevante para los trabajadores de la salud).
Contacto físico directo, incluido el contacto sexual.
Contacto con materiales contaminados como ropa o ropa de cama.

Si una persona ha tenido contacto de riesgo con un caso sospechoso o confirmado de viruela símica en el período infeccioso -comprendido entre el inicio de síntomas del caso hasta que hayan caído todas las costras de las lesiones cutáneas deberá guardar los siguientes cuidados:
Control su temperatura dos veces al día.
Mientras permanezca asintomática, puede continuar con las actividades diarias de rutina, pero debe permanecer cerca de su casa mientras dure la vigilancia.
Se realizará seguimiento clínico-sanitario estricto durante 21 días desde el último contacto con el caso.
Si la persona desarrolla erupción, deberá ser aislada y evaluarse como caso sospechoso, además se debe recolectar una muestra para análisis de laboratorio para detectar viruela símica.
No debe donar sangre, células, tejidos, órganos, leche materna o semen mientras estén bajo vigilancia de síntomas.
En caso de niños en edad preescolar se recomienda evitar que acudan a guarderías u otros entornos grupales.

¿CUÁN LETAL ES LA VIRUELA DEL MONO?

La letalidad en los brotes registrados en África asciende a entre un 1% y un 10% de los afectados, especialmente entre los niños pequeños, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

En el pasado, la vacuna antivariólica demostró una eficacia del 85% para prevenir la viruela símica. Sin embargo, la vacuna ya no está accesible al público, puesto que se suspendió su producción tras la erradicación mundial de la viruela. Con todo, la vacunación antivariólica previa puede contribuir a que la evolución de la enfermedad sea más leve", señala el organismo sanitario a través de su sitio web.lud (OMS).

La viruela y su erradicación

La viruela es una infección provocada por el virus variola. Durante siglos, las epidemias afectaron a personas de todo el mundo y la enfermedad solía ser grave. Durante el 2020 se conmemoró el 40 aniversario de la declaración, por parte de la 33ª Asamblea Mundial de la Salud, de la erradicación de la viruela, una enfermedad contagiosa que afectó a millones de personas durante miles de años y que sólo en el siglo XX acabó con la vida de 300 millones de personas.

En 1796, el médico inglés Edward Jenner descubrió una forma de proteger a las personas de la viruela y esto llevó al desarrollo de la primera vacuna contra la viruela. En 1796, el médico inglés Edward Jenner descubrió una forma de proteger a las personas de la viruela y esto llevó al desarrollo de la primera vacuna contra la viruela. Con ella se crea. la primera vacuna de la historia.

La vacuna tuvo tanto éxito que en los Estados Unidos se dejó de vacunar a la población general contra la varicela en 1972 porque la enfermedad ya no era una amenaza (el último caso de viruela en Estados Unidos fue en 1949).

El último caso conocido de viruela se reportó en África en 1977. En 1980, la Organización Mundial de Salud (OMS) anunció que se había erradicado la viruela (la primera y única vez en la historia que se declaró la erradicación de una enfermedad infecciosa del planeta).