¿Qué es el VPH?

El Virus del Papiloma Humano (VPH o HPV) es una familia de virus que afecta muy frecuentemente tanto a mujeres como a varones. Existen alrededor de 100 tipos de VPH, de los cuales 40 afectan la zona genital y anal.

Se clasifican en 2 grandes grupos:

los VPH denominados “de bajo riesgo oncogénico”, que generalmente se asocian con lesiones benignas, como verrugas y lesiones de bajo grado.
los VPH denominados “de alto riesgo oncogénico”. Son alrededor de 15, y los más comunes son el 16 y el 18.

La infección persistente por estos tipos virales pueden evolucionar a cáncer. El cáncer más frecuente causado por los VPH oncogénicos es el de cuello de útero, en la mujer.

La infección por estos virus puede evolucionar a otros tipos de cáncer (cada vez más presentes), como de ano, pene, vagina, vulva y orofaríngeos.

El VPH causa infección tanto en los varones como en las mujeres. Tanto los varones como las mujeres se pueden infectar por el VPH y tener cánceres por VPH.

La mayoría de las infecciones por el VPH no causan cáncer: el sistema inmunitario suele controlar las infecciones por el VPH para que estas no causen cáncer.

Las infecciones por el VPH de riesgo alto persistentes causan cáncer: a veces el sistema inmunitario no logra controlar las infecciones por el VPH. Cuando una infección por el VPH de riesgo alto continúa durante muchos años, tal vez produzca cambios celulares. Si estos cambios no se tratan, empeoran con el tiempo y se convierten en cáncer.

La vacuna contra el VPH previene el cáncer: las vacunas contra el VPH previenen infecciones por los tipos de VPH que causan enfermedades. Mediante estas vacunas se evitan muchos cánceres relacionados con el VPH y casos de verrugas genitales.


¿Qué tipos de cáncer causa la infección por el VPH?

Las infecciones por el VPH de riesgo alto que duran mucho tiempo a veces causan cáncer en las partes del cuerpo en que el VPH infecta las células. Por ejemplo, en el cuello uterino, la orofaringe (parte de la garganta detrás de la cavidad oral que incluye el tercio posterior de la lengua, el paladar blando, las paredes laterales y posteriores de la garganta, y las amígdalas), el ano, el pene, la vagina y la vulva.

El VPH infecta las células escamosas que revisten las superficies internas de estos órganos. La mayoría de los cánceres relacionados con el VPH son un tipo de cáncer llamado carcinoma de células escamosas. Algunos cánceres de cuello uterino surgen de la infección por el VPH en las células glandulares del cuello uterino. Estos se llaman adenocarcinomas.

Los cánceres relacionados con el VPH son los siguientes:

Cáncer de cuello uterino: el VPH causa casi todos los cánceres de cuello uterino. Los exámenes de detección habituales previenen la mayoría de los cánceres de cuello uterino porque permiten a los médicos encontrar y extirpar las células precancerosas antes de que se vuelvan cancerosas. Por este motivo, las tasas de incidencia de cáncer de cuello uterino están en disminución en los Estados Unidos.
Cánceres de orofaringe: la mayoría de estos cánceres que surgen en la garganta (por lo general, en las amígdalas o en la parte de atrás de la lengua) son a causa del VPH (el 70 % de los casos en los Estados Unidos). El número de casos nuevos de cánceres de orofaringe aumenta cada año y ahora son el tipo de cáncer relacionado con el VPH más frecuente en los Estados Unidos.
Cáncer de ano: el VPH es la causa de más del 90 % de los cánceres de ano. Cada año aumenta el número de casos nuevos y de muertes por cáncer de ano. El cáncer de ano es casi dos veces más común en las mujeres que en los hombres.
Cáncer de pene: el VPH es la causa de la mayoría de los cánceres de pene (más del 60 %). Para obtener más información sobre la importancia del tratamiento de este tipo de cáncer poco común, consulte Tratamiento del cáncer de pene (PDQ®).
Cáncer de vagina: el VPH causa la mayoría de los cánceres de vagina (75 %). Para obtener más información sobre los síntomas y el tratamiento de este tipo de cáncer poco común, consulte Tratamiento del cáncer de vagina (PDQ®).
Cáncer de vulva: el VPH causa la mayoría de los cánceres de vulva (70 %).

¿Cómo se transmite el VPH?

El VPH se transmite con facilidad en una pareja sexual. Se transmite mediante el contacto íntimo de piel con piel, incluso por contacto sexual vaginal con el pene (vagina-pene), contacto sexual anal con el pene (ano-pene), contacto sexual oral con el pene (boca-pene), contacto sexual oral con la vagina (boca-vagina) y el uso de juguetes sexuales o de otros objetos durante la actividad sexual. La infección se transmite con facilidad en una pareja sexual. El uso de condones y barreras bucales disminuye la probabilidad de transmisión del VPH, pero no la impide por completo.

¿Causa síntomas la infección por el VPH?

En general, la infección por el VPH de riesgo alto no causa síntomas. En el cuello uterino, no es común que los cambios precancerosos en las células debido a una infección persistente por el VPH causen síntomas. Por eso, es importante hacerse los exámenes de detección del cáncer de cuello uterino de forma habitual. En otras partes del cuerpo, las lesiones precancerosas a veces causan síntomas, como picazón o sangrado. Si la infección por el VPH se convierte en cáncer, el cáncer quizás cause síntomas, como sangrado, dolor o hinchazón de glándulas. Obtenga más información sobre los signos y síntomas de los cánceres de cuello uterino, vagina, vulva, pene, ano y orofaringe.

Prevención de la infección por el VPH mediante vacunas

¿Quién se debe vacunar contra el VPH? ¿Cómo se previene?

El objetivo de la vacunación contra el VPH incluye disminuir la incidencia y mortalidad por cáncer de cuello uterino y la carga de enfermedad asociada al VPH, sus complicaciones y mortalidad.

Estrategia de vacunación

1era dosis: 11 años.

2da dosis: con un intervalo mínimo de 6 meses, después de la 1era. dosis.

Como estrategia adicional se recomienda la vacunación contra VPH para mujeres y varones entre 11 y 26 años que vivan con VIH y trasplantados con esquema de 3 dosis (0, 2 y 6 meses).

¿Es posible recibir la vacuna contra el VPH después de los 26 años?

Sí, es posible vacunar a adultos de entre 27 y 45 años que no recibieron todas las dosis de la vacuna antes. Los adultos de estas edades se benefician menos de la vacuna porque hay más probabilidades de que ya se hayan expuesto al VPH. Por lo tanto, no se recomienda la vacunación rutinaria en este grupo de edad. Si le preocupa estar en riesgo de nuevas infecciones por el VPH, consulte con el médico para saber si debería recibir la vacuna contra el VPH.

Para obtener más información, consulte Vacunas contra el virus del papiloma humano (VPH).

Detección del VPH y de los cambios en las células por el VPH

Los exámenes de detección son pruebas que se usan para encontrar enfermedades cuando no hay síntomas. El objetivo de los exámenes de detección de cáncer de cuello uterino es encontrar cambios precancerosos en las células en una etapa temprana, antes de que se vuelvan cancerosos y cuando el tratamiento evita que el cáncer aparezca.

Test de VPH

Qué es, para qué sirve y cómo se realiza el test de VPH.

¿Qué es?

El test de VPH es un examen que sirve para detectar si hay presencia de los Virus del Papiloma Humano (VPH), algunos de estos virus aumentan el riesgo de cáncer en el cuello del útero.

En nuestro país se hace una toma de muestra doble. Conjuntamente con la toma del Test de VPH se toma un PAP, que sólo se leerá en caso de que el Test de VPH sea positivo.

¿Para qué sirve?

Permite detectar ADN de Virus del Papiloma Humano, un virus que aumenta el riesgo de cáncer de en el cuello uterino. En el caso de que el test sea negativo, es decir, no se detecte VPH en el cuello del útero, el intervalo hasta el próximo test será de 5 años.

Si el test de VPH detecta la presencia de VPH, el PAP permitirá saber si el virus provocó lesiones.

Pueden pasar en promedio 10 años desde que aparecen las primeras lesiones hasta que se conviertan en cáncer. Por este motivo el cáncer de cuello de útero es una enfermedad altamente prevenible.

¿En qué provincias se implementa?

Esta nueva tecnología para prevenir el cáncer cervicouterino se implementa en Catamarca, Jujuy, Misiones, Neuquén y Tucumán. En estas provincias el Test de VPH es gratuito en hospitales y centros de salud.

¿Quiénes deben hacerse el Test de VPH?

El Test de VPH se recomienda para las mujeres y varones trans que no se hayan realizado una histerectomía total, a partir de los 30 años.

No se recomienda su uso en menores de 30 años porque en la gran mayoría de las mujeres jóvenes la infección por VPH se irá sola. Las mujeres y varones trans menores de 30 años pueden realizarse el PAP.

El Test no se recomienda para mujeres embarazadas. Las mujeres embarazadas se pueden realizar el PAP, si fuera necesario.


¿Cómo se realiza?

Se introduce un pequeño aparato llamado especulo en la vagina
Se realiza la toma de muestra doble (PAP y Test de VPH)
La muestra se envía en un tubito con un medio líquido para ser analizada en el laboratorio de VPH por un procesador automático. Esta muestra se envía junto con el vidrio del PAP, que sólo se leerá si el Test de VPH es positivo.